Del Nevalo - Cria y Adiestramiento de Perros de Caza


Ir al Contenido

Febrero 2014

Articulos año 2014

PRUEBA POLIVALENTE

La Canina, diseño esta prueba con el fin de demostrar y valorar la adaptación de los perros de muestra a las diferentes formas de caza que con dichos perros pueden darse, y al mismo tiempo valorar al perro como auxiliar polivalente del cazador. Prueba que podemos asemejar a la conocida HZP, que no HEGEWALD, ya que la segunda está compuesta de una HZP y un examen de las formas y la calidad del pelo del perro, puntuando a los perros en esas dos categorías con v (excelente), sg (muy bueno) o g (bueno) en su gran mayoría aunque hay más puntuaciones como por ejemplo gen (satisfactorio).

C:\Documents and Settings\Manolo\Escritorio\Fotos articulos 2014\fotos articulo febrero 2014\Jana e Hidra del Nevalo.jpg
Error File Open Error

Jana e Hidra del Névalo a patrón

Como veremos más adelante es una prueba bastante completa, pero no alcanza la polivalencia de la que considero prueba reina de los perros polivalentes, la VGP, prueba que está constituida por 32 apartados de juicio, entre los que se encuentran los abordados en la polivalente española.

La prueba se divide en cinco apartados de juicio, en cada uno de los cuales se juzgan distintos puntos del perro que serán puntuados con un 4 (Excelente), 3 (Muy Bueno), 2 (Bueno), 1 (Regular) o 0 (Insuficiente) y modificado por un factor multiplicador:

Trabajo en Campo (1er apartado)

o Nariz (x7)
o Búsqueda (x6)
o Muestra (x6)

Trabajo en Agua (2nd apartado)

o Nariz (x7)
o Búsqueda sin ánade (x6)
o Persecucion y desalojo del ánade (x5)

Cobro (3er apartado)

o Perdiz (x4)
o Codorniz (x4)
o Anade (x4)
o Rastro de caza de Pelo (x4)
o Rastro de Caza de Pluma (x4)

Obediencia (4to apartado)

o Obediencia sin contacto con caza y cooperación con el conductor (x3)
o Obediencia en contacto con la caza (x4)

Rastro de Sangre Artificial (5to apartado)

o Modo trabajar rastro (x10)
o Seguridad en el rastro (x8)
o Pasión por el rastro (x7)

C:\Documents and Settings\Manolo\Escritorio\Fotos articulos 2014\fotos articulo febrero 2014\olaf.jpg
Error File Open Error

Olaf del Névalo

Para evaluar la nariz los jueces deben tener en cuenta factores, como la densidad de cobertura, la fuerza y dirección del viento, que pueden ser distintos para cada uno de los participantes de la prueba. Un perro con buena nariz, según la canina, será aquel que trabaje con la nariz al viento, denote las emanaciones dejadas por caza de pelo o pluma, masque el aire cuando muestre, encuentre rápido, se aproxime a la caza al percibir la emanación desde distancias considerables y sepa como indicar la segura presencia de la caza, es decir, no realice muestras a calientes.

La búsqueda debe ser fluida (que no apresurada), amplia y sistemática, firme y persistente, sin falta de concentración en el perro, ni dependiente de la vista, ni errática. El perro debe ajustar su búsqueda al tipo de terreno, demostrando inteligencia al asumir donde puede estar la caza, por lo que es aconsejable no controlar en exceso la labor del perro para no entorpecer su trabajo y restarle puntos. Es tan importante que el perro divida el terreno en que caza de forma correcta, como que corra con un paso acorde a su estándar.

En el momento de la muestra el perro debe realizarla con firmeza no siendo aceptada una retención corta, o el mínimo movimiento del rabo durante su realización. El perro deberá permanecer inmóvil hasta que el se aproxime y haga volar la caza, o si notase a través de las emanaciones que la caza se ha movido delante de él, deberá demostrar que sabe como hallar y retener la caza, con una aproximación firme y silenciosa o con un movimiento semicircular voluntario para abarcar el viento y bloquear la caza.

En el agua primeramente se hará trabajar al perro sin caza durante al menos cinco minutos registrando una zona de carrizos pudiendo salir alguna vez a tierra para seguir con el registro de los mismos. Una vez pasados esos cinco minutos se ordenará salir al perro y sin que el lo vea se soltará una acuática, para inmediatamente después poner al perro sobre el rastro, teniendo que encontrarla y permanecer en continua persecución tanto en el agua como en tierra. Si el perro, pasado un plazo de tiempo corto o repentinamente, abandona la persecución de un ave que se encuentra a la vista, y no la reemprende inmediatamente después tras la indicación del conductor, no será merecedor de ningún premio, y si el conductor dirige y asiste al perro de una forma muy continua, la puntuación será menor.

C:\Documents and Settings\Manolo\Escritorio\Fotos articulos 2014\fotos articulo febrero 2014\Hammer.jpg
Error File Open Error

Astor de Névalo

Para el cobro en agua a ciegas se lanzará un ave recién sacrificada a 10 metros dentro de una zona de carrizos donde el perro no haga píe, sin que lo vea ni lo oiga, y que no se vea desde la orilla. El perro entonces tendrá que encontrarla, cobrarla y entregarla al conductor, pudiendo ser asistido por el conductor, empleando si fuera necesario una detonación o lanzar una piedra, pero únicamente obtando a un Bueno en estos dos últimos casos. Lo primordial es que el perro entregue al conductor la pieza, no el estilo con el que lo haga. El cobro en tierra se realizará sobre perdiz y codorniz. El conductor no puede conocer el emplazamiento exacto de la pieza, pero si la zona por la que se encuentra. Al perro se le situará aproximadamente a 40 metros del lugar donde se realizará el cobro, pudiendo ser seguido y dirigido levemente por el conductor, si fuese necesario.

En las dos modalidades de cobro por rastro se busca un hallazgo rápido, voluntarioso e independiente, una recuperación veloz, y un cobro feliz por parte del perro. Al conductor en el apartado de pluma se le permite llevar al perro en trailla los primeros veinte metros del rastro, pasado los cuales deberá soltarle y permanecer quieto. En el apartado de pelo, el conductor podrá trabajar con el perro en trailla durante los primeros 50 m. del rastro, para después liberarlo y permanecer quieto. Si el perro volviese sin haber encontrado la pieza de pluma o pelo y no reanudara el rastro de su propia iniciativa, el conductor podrá reconducir al perro al rastro dos veces más, tomando cada acción para animar al perro a tomar el rastro de nuevo como un intento de reiniciar al perro en el mismo.

El último apartado de rastro de sangre no es obligatorio, por lo que considero que no es interesante profundizar en el tema.

Durante el transcurso de la prueba se evaluará la aceptación por parte del perro de las órdenes realizadas por el conductor de forma que en la obediencia sin presencia de caza cuanto mayor sea la impresión de que el perro y el conductor forman un equipo silencioso, unido y flexible se obtendrá una calificación más alta en cooperación, y en la obediencia en contacto con la caza el perro deberá respetar el vuelo y el tiro, sin apoyo del conductor, mientras que con el pelo debe ser controlado por una orden.

Al final un perro que quiera optar a un primer premio, tendrá que haber conseguido una puntuación mínima de 432 ptos, y para el segundo 359 ptos, calificaciones dificiles de obtener, sin un adecuado adiestramiento y un conocimiento mutuo del duo, perro - conductor.



Regresar al contenido | Regresar al menú principal