Del Nevalo - Cria y Adiestramiento de Perros de Caza


Ir al Contenido

Artículo Febrero 2012

Artículos del año 2012

Selección y crecimiento del cachorro.


Lo primero que debemos plantearnos a la hora de elegir un cachorro, es qué tipo de caza es la que vamos a realizar, en que terrenos y en qué estado físico nos encontramos.

No es lo mismo tener 20 años que 60, ni andar detrás de las becadas en los montes de Huesca, que tras las perdices en Córdoba, u otra zona, o cazar de todo.

Así que lo primero que tenemos que tener en cuenta es, ¿qué voy a cazar?; ¿en qué terrenos?; ¿cuál es mi capacidad?, y teniendo en cuenta esto, nos informaremos de qué raza es la que más se acerca a nuestra realidad, y una vez elegida ésta, viene la elección del individuo.

C:\Documents and Settings\Manolo\Escritorio\Fotos articulos 2012\FOTOS ARTICULO FEBRERO 2012\BALA DEL NeVALO 6 MESES.jpg
Error File Open Error

Bala del Névalo con 6 meses


Para este paso y basándonos en que buscamos perros de caza, para cazar, yo personalmente me informaría sobre los mejores criadores de la raza, luego de los padres (padre y madre), y si me es posible hasta de los abuelos, elegiría ejemplares descendientes de perros con títulos de trabajo y si tienen de morfología también, mejor que mejor, esto lo podemos ver en el árbol genealógico o pedigree , siempre tendremos más opciones de acertar si cuidamos el detalle, y cuidando el detalle elegiría hasta las fechas, si es que me es posible, contando para que el cachorro, tenga la edad suficiente (unos 7 meses) para montear cuando nos empiece la temporada.

Elección del individuo:

Para este paso, aparte de la observación de la camada desde que nacen (si es que la camada es nuestra), el mejor método y más acertado que conozco es el Test de Campbell, el cual se realizará en un espacio amplio, sin distracciones y será llevado a cabo por una persona a la que los cachorros no conozcan.

C:\Documents and Settings\Manolo\Escritorio\Fotos articulos 2012\FOTOS ARTICULO FEBRERO 2012\BONY DEL NEVALO CON 5 MESES CONEJO.jpg
Error File Open Error

Bony del Névalo con 4 meses


Este test nos marcará las sensibilidades de los perros y no lo buenos o malos que éstos serán cazando, ya que esto depende, en su mayor parte, de la vida que les demos, lo buenos o malos cazadores que seamos, el tiempo que les dediquemos y la cantidad de caza que vean. "Porque está claro, el perro no hace al coto, pero en cambio, el coto si hace al perro".

Una vez realizado el test, yo considero que nos deberíamos inclinar por aquel individuo de sensibilidad media tirando a baja, es decir, ni el miedoso, receloso, tímido y sensiblón, ni el que nos gruña, nos intente morder y que pase de todo.

Test de Campbell:

ATRACCIÓN SOCIAL.- ¿Qué hace el perro cuando le acariciamos durante unos segundos y acto seguido permanecemos inmóviles? Se queda para que le sigamos acariciando, se marcha y luego vuelve, huye…

ACTITUD DE SEGUIR.- Si caminas el cachorro te sigue, se te adelanta, se mantiene detrás, o es independiente y no te hace ni caso.

RESPUESTA ANTE EL PREMIO.- Si le premias con la voz y caricias de forma efusiva, mueve el rabo, se incentiva, es fácilmente motivable, se aleja, no te hace ni caso, se asusta.

DOMINIO SOCIAL.- Si lo sujetas boca abajo contra el suelo durante veinte segundos, te gruñe, permanece inmóvil, intenta zafarse, intenta morderte, gime.

DOMINIO SOSTENIÉNDOLO EN EL AIRE.- Si lo sujetas con las dos manos por debajo de la barriga y lo levantas hasta la altura de las rodillas durante veinte segundos, se asusta, es manejable, te gruñe, intenta zafarse, permanece tranquilo.

REACCIÓN A OBJETOS EXTRAÑOS.- Si abres de repente un paraguas y lo dejas en el suelo, se asusta, tarda mucho tiempo en recuperarse, se esconde, va enseguida a investigar que es, le gruñe o le ladra, no le hace ni caso.

REACCIÓN AL RUIDO.- Si haces de repente un ruido fuerte, se asusta, huye, va hacia el ruido, no le presta atención, se esconde y no quiere salir.

REACCIÓN AL TRAPO.- Si mueves un trapo por el suelo, lo persigue, lo muerde y tira de él, gruñe, se asusta, lo ignora.

REACCIÓN AL COBRO.- Si le tiramos una pelota de papel, la persigue, se la lleva y la rompe, la ignora, te la trae.

SENSIBILIDAD CORPORAL.- Si le apretamos la mano, permanece tranquilo, intenta zafarse, llora, intenta morderte.

Como ya he comentado antes, la forma de puntuar las aptitudes y sensibilidades del cachorro va de muy sensible a normal y a poco sensible, yo personalmente me quedaría con los de sensibilidad normal tirando a poco sensible y con los que den muestras de persecución y cobro pero sin gruñidos ni reacciones de alejamiento.

Crecimiento del cachorro:

Bueno, ya tenemos nuestro cachorro con nosotros, y ¿ahora qué?; ¿qué hacemos, de todo y cuanto antes?; ¿le pongo una codorniz, a ver que hace?; ¿pego cuatro tiros a ver si se asusta?; ¿me lo llevo a cazar y le suelto unas codornices a ver qué…?

Bueno, por partes, lo primero que tenemos que saber, es que las prisas no nos han de llevar a buen fin y dependerá en gran parte del crecimiento que le demos al cachorro, para lo que éste sea de adulto.

La socialización:

Esta etapa de los cachorros (entre los 2 y los 6 meses), es muy delicada y tendremos que estar muy atentos a hacer las cosas bien, ya que son verdaderas esponjas y aprenderán tanto lo bueno como lo malo.

C:\Documents and Settings\Manolo\Escritorio\Fotos articulos 2012\FOTOS ARTICULO FEBRERO 2012\ERIK DEL NEVALO.JPG
Error File Open Error

Erik del Névalo

Deberemos marcar la jerarquía desde el primer día (no es necesaria la
violencia), para no tener problemas en el futuro, para lo cual podemos hacer ejercicios como poner y quitarle la comida cuando queramos, no dejarle comer hasta que se lo digamos, siempre que juguemos con él acabaremos el juego dejándole tumbado boca arriba, etc.

Empezaremos a enseñarle lo que está bien y lo que está mal, para lo cual al acariciar al perro, le daremos el comando "Muy bien", en un tono agradable, de forma que relacione estas palabras con algo placentero, por lo cual el perro, de forma instintiva, buscará repetir la acción premiada, y lo recriminaremos con un "No", en tono firme, y un leve tirón de orejas ante los actos que no deseemos, de forma que cuando oiga el comando "No" deje de hacer lo que este haciendo.

Ejemplo: Una vez que el perro ha relacionado que las caricias y el comando "muy bien" van unidos, le lanzamos una pelota a la par que le damos el comando "Cobra" y mientras va en su búsqueda le decimos el "muy bien", al cogerla se lo repetimos, al volver hacia nosotros seguimos repitiéndoselo y cuando ya lo tenemos a nuestro lado le acariciamos a la par que repetimos el comando. Lo que hemos conseguido es que el perro sepa que todas esas acciones (ir, coger y traer) están bien hechas, ya que son premiadas.

Por otro lado, pondremos al cachorro en contacto con el mayor número de cosas posibles (niños, otros perros, distintos terrenos, la ciudad, ruidos, ríos, etc.) y le acostumbraremos a las herramientas con las que trabajaremos (collares, correas, silbatos, flexi, etc.).

C:\Documents and Settings\Manolo\Escritorio\Fotos articulos 2012\FOTOS ARTICULO FEBRERO 2012\MILVUS APPORT.jpg
Error File Open Error

Milvus del Névalo, base del criadero del Névalo


Sacaremos el perro al campo todo lo que podamos y de una forma progresiva (media hora con dos meses para ir alargando el tiempo, según crezca) de forma que vaya aprendiendo a qué huele cada cosa (la distinta vegetación, los topos, las lagartijas etc.) y sepa diferenciarlos perfectamente, así se acostumbrará a ellos y sabrá desecharlos de forma natural ante el ejercicio de la caza.

Descubrirá que por sí solo no puede atrapar las posibles piezas, con lo cual empezará a fijar la muestra y su cuerpo se acostumbrara a reaccionar ante cualquier situación (pinchos, frío, lluvia, pedregales, etc.).

Haremos detonaciones suaves, aprovechando que el perro se encuentre a una buena distancia (unos 30 m ) y esté realizando alguna actividad que le guste (jugando con otros perros, comiendo, persiguiendo un pájaro, etc.), de forma que empiece a relacionar las detonaciones con cosas positivas, y poco a poco iremos aproximando las mismas hasta llegar a detonar al lado del cachorro sin que éste sienta el menor temor.

La famosa "CAÑA", tan recurrida por la gente para supuestamente enseñar al cachorro a mostrar, aparte de utilizarla una o dos veces para ver el instinto de muestra que tiene de forma natural, deberemos evitarla puesto que si abusamos de ella lo único que podemos conseguir es estropearla y/o acostumbrar al perro a cazar de vista y que deje la nariz en un segundo plano.

C:\Documents and Settings\Manolo\Escritorio\Fotos articulos 2012\FOTOS ARTICULO FEBRERO 2012\EMILY DEL NEVALO-56 DIAS.jpg
Error File Open Error

Emily del Névalo con 56 días


Los primeros contactos con la caza, intentaremos que sean con caza salvaje (una experiencia con caza salvaje, vale por diez con caza de granja), y a ser posible iremos solos, sin otros perros y sin escopeta, de forma que podamos prestar toda la atención a nuestro perro, e iremos premiando "Muy bien" ante todas las acciones que nos gusten (búsqueda cruzada, registro de matas, cambio de ritmos ante emanaciones, etc.), y si el perro nos muestra, ha llegado el momento de tranquilizarnos, premiaremos al perro "Muy bien", en un tono suave y tranquilizador, nos iremos acercando a él despacio y le acariciaremos suavemente a la par que le atamos con la correa y vamos metiendo el comando "Quieto" y "Muy bien", si el perro tendiera a moverse, dejaremos automáticamente de acariciar y premiar y daremos el comando "No", a la par que un ligero tirón de la correa, para volver a premiar automáticamente en el momento vuelva a quedarse quieto.

En el caso de que no dispongamos de caza salvaje, y tengamos que utilizar la caza de granja, intentaremos que sea de la forma más natural posible.

C:\Documents and Settings\Manolo\Escritorio\Fotos articulos 2012\FOTOS ARTICULO FEBRERO 2012\bala y bony a patron.jpg
Error File Open Error

Bala y Bony del Névalo con 5 meses a patrón


Utilizaremos piezas sanas, bien fuertes y plumadas y a ser posible sin olor a pienso, (esto se consigue teniendo las piezas durante una semana alimentadas con comidas naturales, trigo, maíz troceado, cebada, etc.); yo personalmente prefiero la perdiz a la codorniz, ya que con la primera tenemos muchas más posibilidades de hacer un perfecto trabajo, y al fin y al cabo, aunque son más caras, merece la pena que en las primeas experiencias el comportamiento de la caza sea lo más óptimo posible.

Aún y con todo, tomaremos la precaución de llevar al perro atado con una flexi, de forma que podamos sujetarlo si arremete contra la caza o si ésta da un vuelo corto y podemos correr el riesgo de que el perro atrape la pieza.

La forma de hacer bien el ejercicio con caza de granja es dejar la pieza en una zona con suficiente cobertura vegetal; a todo esto, el perro no tiene que vernos ni manipular ni esconder la caza, y al dejar la pieza dar varios rodeos hasta llegar al perro, si no lo hacemos así, corremos el riesgo de que, al sacarlo, éste siga nuestro rastro directamente hasta la caza.

Nos pondremos a unos 150- 200 m de la pieza con el viento en la cara, ataremos al perro con la flexi, lo más larga posible o en su defecto una cuerda larga, y avanzaremos hacia la caza en zig-zag.

C:\Documents and Settings\Manolo\Escritorio\Fotos articulos 2012\FOTOS ARTICULO FEBRERO 2012\FALCO DEL NEVALO CON 45 DIAS (2).jpg
Error File Open Error

Falco del Névalo con 45 días



Si el perro nos la muestra, actuaremos como ya os he descrito anteriormente, si no la muestra pero sí la detecta e intenta arremeter contra ella, lo sujetaremos con la correa a la par que le damos el comando "No" y "Quieto", e intentaremos tranquilizarlo, y haremos que la pieza vuele y se aleje sin dar opción a que el perro la persiga, y si el perro ni la para ni la detecta, seguiremos hacia delante dando un buen rodeo, para volver al punto de partida y comenzar.

Ante cualquiera de las dos primeras opciones (que muestre o que la localice), después de hacer volar la pieza, recogeremos al perro y se acabó el ejercicio hasta dentro de diez días.

Más vale un ejercicio bien hecho (aunque los resultados no sean los deseados), que dos ejercicios mediocres, realizados con prisa y/o con ansiedad.

Para terminar, os daré varios consejos que pienso os serán de gran ayuda:

" 1.- No tengáis prisa en enseñar al perro.
" 2.- Ser constantes (un perro en pequeñas sesiones de veinte minutos al día, aprende. En sesiones de más tiempo y distanciadas en días, le costará mas tiempo aprender si es que lo conseguís).
" 3.- Con violencia no conseguiréis prácticamente nada.
" 4.- A cada ejercicio poderle nombre (ejemplo: Si le lanzas la pelota, dale el comando "cobra", así relacionara el comando con el ejercicio).
" 5.- Ser justos (si el perro se merece un tirón de orejas, se lo dais, pero si se merece un premio también), aprenden más con el premio que con el castigo.
" 6.- Cada ejercicio es positivo en el aprendizaje del perro, aunque los resultados no sean, en el momento, los que buscamos.
" 7.- Los perros pueden aprender cualquier cosa, pero nada de hoy para mañana.
" 8.- Los ejercicios con caza de granja (si es que la necesitamos) los empezaremos a partir de los seis meses.
" 9.- Ningún perro es igual a otro, así que todos estos consejos deberemos adaptarlos a nuestro perro.
" 10.- Y por último, recordar que nosotros hemos tenido que aprender todo en esta vida para llegar a ser lo que hoy en día somos, al perro le pasa lo mismo y aunque su forma de entender la vida no sea igual a la nuestra, debéis intentar enseñar al perro (con las variaciones que cada individuo necesite) lo más parecido posible a la forma en que a nosotros nos hubiera gustado que nos enseñasen, es decir, con paciencia e intentando hacer que el aprendizaje fuera lo más ameno y divertido posible, aunque ya sabemos que todos, de vez en cuando, nos hemos merecido más de un castigo.

Bueno espero haber conseguido mi objetivo, que no es otro que no liarme con palabrejas raras, que de no estar metido en el mundo del adiestramiento son liosas y difíciles de entender. Espero sinceramente que os sirva de ayuda y recordar que esto es la base, pero que luego cada individuo es un mundo y hay que adaptarlo todo a él; por lo demás, ya sabéis: trabajo, paciencia y constancia, caso de no tenerlas, debe de acudir a un buen adiestrador.

Texto: Victor M. Esandi
Fotos: Manuel Agudelo "Del Névalo".



Regresar al contenido | Regresar al menú principal