Del Nevalo - Cria y Adiestramiento de Perros de Caza


Ir al Contenido

Artículo Diciembre 2013

Artículos del año 2013

La Displasia de Cadera

Para entender esta enfermedad hereditaria debemos clarificar las razones básicas por las que se produce repetidamente, y buscar posibles soluciones, si esta desgraciada enfermedad es, en algún modo, controlable.

Este artículo no pretende sustituir a las publicaciones científicas existentes, sino ampliar los conocimientos de la enfermedad. Además, la idea es proporcionar al lector alguna información general adicional de por qué se produce esta enfermedad, cómo se produce, así como algunos métodos de controlar su desarrollo mediante la nutrición.

Con esta información esperamos aumentar los conocimientos sobre esta enfermedad para tenerla suficiente información general y hacer elecciones de crianza racionales y permitir discutir de esta enfermedad en detalle con el veterinario y el nutricionista, sobre la base de los conocimientos científicos actuales.

DISPLASIA DE CADERA

La displasia de cadera, es una de las enfermedades más contradictorias y ampliamente difundidas que se produce, principalmente, en los perros de razas grandes. Muchas creencias diferentes, malentendidos, rumores, e incluso, mentiras, han llevado confusión al problema. No a todos los lectores les gustará lo que lean, pero creemos que la presente información permitirá que todos ellos tengan más conocimientos y una mejor comprensión del tema, y a través de la comprensión, también puedan tener algún control sobre este difícil problema.

La displasia de cadera es el problema más común de los perros que pesan más de 25 kg.

La displasia de cadera es una enfermedad hereditaria. Es multigenética, es decir, hay varios genes responsables, pero la displasia de cadera, es también un problema basado en la nutrición y el medio ambiente.

Un perro con displasia de cadera nace sano. El desarrollo de la displasia se produce al crecer el cachorro. El desarrollo simultáneo desequilibrado de las articulaciones de la cadera, huesos y tejidos blandos, durante los 6 primeros meses de la vida de los cachorros, da lugar a la displasia de cadera.

La nutrición y el medio ambiente juegan un papel mucho mayor de lo que se creía anteriormente, en el desarrollo de la displasia de cadera. El concepto genético del efecto de la heredabilidad se cree ahora que SOLO es alrededor del 25%, en comparación con la creencia anterior del 75-100%.

Las consecuencias nutricionales son cualitativas y cuantitativas. (Dietas de bajo valor nutritivo y/o exceso en las cantidades de alimentación diaria.

El inicio

Al nacimiento, el hueso de la cadera y la articulación son todo cartílago. La calidad de la nutrición durante la gestación ya ha afectado al desarrollo de los cartílagos. Cuando un cachorro crece, el cartílago se convierte en hueso. Esto es parte del proceso de crecimiento controlado por las hormonas. La formación del hueso y el crecimiento, cambian los factores de esfuerzo sobre la articulación y, si las fuerzas opuestas son demasiado débiles para mantener unida la cadera, se desarrolla una separación que produce daños mecánicos a la articulación y a la parte superior y bordes de los cuencos de la cadera (fémures). Esto da lugar a inflamación que se convierte en engrosamiento y estiramiento de la cápsula articular, ulterior estiramiento del cartílago y produce.

Un exceso de formación de hueso

Se debe saber que la articulación contiene todo el importante líquido sinovial. El ingrediente más importante de este líquido es los nutrientes. Los nutrientes provienen de la dieta diaria. Si la dieta diaria tiene exceso o falta de los nutrientes necesarios, es probable que se produzcan daños a la articulación.


Evolución de los daños a la articulación:

Engrosamiento de la cápsula articular
El cartílago de la articulación se adelgaza y desgasta en los puntos de tensión
El hueso intentará corregirlo engrosando su masa ósea
Se desarrollan grietas en el cartílago de la articulación
Las propiedades elásticas y regenerativas del cartílago de la articulación se reducen y dan lugar a pérdida de lubricación y nutrición.
Se desarrolla tejido cicatricial que sustituye al cartílago
La cabeza del fémur se aplana dando lugar a un desgaste anormal del cartílago articular, desarrollando formaciones hueso-cartílago
En los puntos de tensión, el hueso cartílago se desgasta y el hueso se pone al descubierto
El resultado es un daño a la articulación doloroso y que restringe el movimiento.

RAZONES POSIBLES DE LA DISPLASIA DE CADERA

Debemos saber el hecho de que la displasia de cadera no se produce por una sola causa, sino que existen diferentes culpables que afectan conjuntamente de forma degenerativa a la articulación de la cadera.

La deformación del crecimiento de la cadera es una señal de la formación de hueso, lo que no sólo se produce en la misma, sino también en todas las demás articulaciones.

A pesar de ser responsables los múltiples factores mencionados anteriormente, la displasia de cadera es el problema más común, y frecuentemente doloroso, de debilitamiento de las articulaciones. El trabajo conjunto de varios criadores y veterinarios responsables está dando frutos, aunque hay varios problemas que aún no conocemos, pero lo que se sabe es que esta enfermedad es hereditaria.

Los criadores necesitan dejar de lado las creencias y malentendidos anteriores al analizar las diferentes teorías que existen sobre las razones genéticas, nutricionales y ambientales que toman parte en el desarrollo de la deformación de la cadera.

Los genes son la causa de la displasia de cadera. Sin los genes de la displasia de cadera, no hay displasia de cadera. La displasia de cadera no es algo que puede coger el cachorro; o tiene estos genes, o no los tiene.

Nutrición

A continuación intentaremos resumir por qué creemos que la nutrición es tan importante pero, en primer lugar, necesitamos saber qué queremos decir con nutrición.

La nutrición adecuada es importante para la salud del perro. Una dieta con sólo una o dos fuentes de proteínas cárnicas puede no ser suficiente, tres sería el mínimo, cuatro es lo ideal. Los vegetales tienen valor biológico mucho menor y no se recomiendan como fuentes de proteína pura.

La nutrición adecuada no sólo es importante para la nutrición diaria del perro, sino que es imperativa para la recuperación de diferentes enfermedades o lesiones.

Conociendo los requisitos básicos de la nutrición, se puede garantizar la alimentación correcta de las mascotas para que tengan una vida larga y saludable.

La nutrición del perro debe contener 6 grupos nutricionales:

Agua:

El agua es el ingrediente nutritivo aislado más importante.

Proteína:

Las proteínas son los ladrillos constructivos del cuerpo. Los ladrillos se llaman (baldosas, tabiques) aminoácidos, de los que hace uso el cuerpo para mantenerse y construirse a sí mismo. Cuanto mejores los ladrillos, más fuerte el cuerpo.

Hidratos de carbono:

Son los fluidos iniciales de la energía y las cintas transportadoras (correas transportadoras) para llevar los nutrientes y cadenas de azúcares.

Grasa:

Las grasas proporcionan energía. La grasa también es necesaria para la utilización de las vitaminas liposolubles (electricidad, gasoil). Las grasas y aceites son importantes fuentes de grasas insaturadas, origen de la buena piel y capas brillantes.

Minerales:

Los minerales tienen importantes funciones de control. Los macro minerales (calcio, (yeso, cola) fósforo, magnesio, potasio y sodio) son el grupo más grande. Los microminerales (hierro, zinc, cobre, manganeso y selenio) son muy importantes para controlar las funciones corporales y mantenerlo vivo.

Vitaminas:

Las principales acciones son controlar funciones corporales (los jefes que dicen a cada ingrediente que haga su trabajo específico). Las vitaminas se dividen en dos grupos: Liposolubles (A, D, E, y K) e hidrosolubles (tiamina, rivoflavina, niacina, ácido pantoténico, ácido fólico, vitaminas B6 y B12).

¡¡Si uno de los ingredientes no está equilibrado con los demás, todos ellos están desequilibrados!!

Para seguir con nuestra petición de respuestas para controlar esta enfermedad,

¿Qué podemos hacer para controlar esta enfermedad y REDUCIR sus efectos?

Estudios recientes han puesto de manifiesto la importancia de la nutrición para el desarrollo de los cachorros. Se encontró que cachorros alimentados con una dieta media de proteína durante el período de mayor crecimiento, tenían articulaciones de cadera mejores y más fuertes que los alimentados con dietas de proteína muy alta o muy baja.

Aun cuando estos estudios han demostrado a los científicos la importancia de la nutrición, no se puede llegar a ninguna conclusión respecto al cómo. Una de las tesis era que la nutrición afectaba algo al pH del líquido sinovial y esto se creía que afectaba a la viscosidad del mismo y a sus propiedades lubricantes. La viscosidad depende entonces de los nutrientes disueltos que es la base de la presión de la articulación.

En estudios anteriores, se creía que la cantidad de líquido sinovial hacía las articulaciones más fuertes, pero más adelante se demostró que esta teoría era errónea, la cantidad de líquido sinovial no tuvo ninguna diferencia.

Los estudios más recientes han mostrado incontestablemente que una nutrición errónea es una de las principales causas de la displasia de cadera. La falta o exceso de nutrientes son las razones que catapultan a los genes a crear el problema. Sabemos que esto se puede controlar, en parte, mediante la nutrición.

Razón: LÍQUIDO SINOVIAL = NUTRICIÓN PARA EL CARTÍLAGO


El cartílago obtendrá todos sus nutrientes del líquido sinovial. El líquido sinovial obtiene sus nutrientes de la dieta ingerida. Cuanto mejor el valor nutritivo de la dieta, más viscoso (más nutrientes) el líquido sinovial.

El líquido sinovial está dentro de una cápsula fibrosa. La cápsula está formada por la parte interna y la parte externa. Dentro de esta cápsula es donde está el líquido sinovial. Los estudios realizados muestran claramente que las formaciones patológicas están producidas por cambios biológicos en el líquido sinovial y esta es la zona en la que se produce la displasia de cadera. El porqué aún no se conoce plenamente.

La nutrición ha mostrado jugar un papel muy importante que se debe considerar seriamente. El equilibrio y la calidad de los nutrientes juegan un papel extremadamente importante.

Seleccionando una dieta científicamente equilibrada, de base amplia, especialmente para la perra gestante y los cachorros, se puede reducir nutricionalmente la incidencia y el desarrollo de esta enfermedad.

Es extremadamente importante observar los efectos de los minerales y vitaminas de una dieta determinada.

Estos juntos influyen en la formación de enzimas. Las enzimas hacen que funcione el metabolismo. No importa qué dieta ingiera el animal, si las vitaminas y minerales en la dieta no están equilibrados. Para cualquiera que conozca la función de las vitaminas y minerales, es fácil concluir lo que puede producir un desequilibrio de vitaminas y minerales, especialmente en la perra gestante o en los cachorros. El desequilibrio evitará que funcione el metabolismo.

¿Qué podemos hacer en la práctica?

Los piensos industriales tienen grandes diferencias nutritivas. Estas diferencias se pueden ver en cualquier perro sano. En los cachorros en crecimiento, estas diferencias pueden culminar en graves deformaciones del crecimiento y enfermedad. Una dieta con una base amplia de materias primas (varias carnes como fuentes de proteína), y contenido de minerales y vitaminas bien equilibrado, proporcionará al cachorro la base sobre la que descansará su desarrollo saludable. Si la dieta no contiene todas las materias primas nutritivas, el cachorro no se puede desarrollar de la mejor forma posible. El desarrollo del cachorro está directamente ligado a su dieta.

Muchos criadores inculpan permanentemente a los genes cuando se enfrentan a la displasia de cadera. Esta es la forma más fácil y sencilla de encontrar a la parte "culpable".

Debemos poder examinar este problema a partir de hechos reales. Los efectos de una dieta determinada son muy importantes. Nutrición equilibrada correcta = ladrillos correctos, es la base de un desarrollo y crecimiento saludables.

La velocidad de crecimiento es asombrosa y esta velocidad establece las exigencias de calidad de la nutrición. Cuando el cachorro crece, estas exigencias cambian. El problema de las razas grandes es un crecimiento demasiado rápido. El proceso de crecimiento necesita estar soportado por una nutrición más fuerte durante los 3-4 primeros meses. Después, es necesario controlar la nutrición hacia abajo. Recomendamos una dieta de cachorros muy fuerte (32% de proteína, 20% de grasa) durante los 3-4 primeros meses. Después, una drástica reducción de nutrientes (21% de proteína, 12% de grasa) para los siguientes 10-14 meses. Haciendo esto, podremos controlar la velocidad de crecimiento y, más importante, no permitiremos cantidades excesivas del nivel nutriente en el líquido sinovial, que den lugar al mencionado crecimiento excesivo del cartílago y, con ello, a la deformación del hueso.

También debemos reconocer que una dieta de alta calidad también mejora y mantiene un elevado nivel inmunitario en el animal. Un cachorro que ha sido alimentado con una dieta muy nutritiva tiene más posibilidades de luchar contra las enfermedades que otro alimentado con una dieta menos nutritiva. Los cachorros alimentados con una dieta muy nutritiva, no sufren problemas de piel o capa. También las alergias no podrán formarse libremente ya que el nivel inmunitario de los cachorros es alto, lo que les permite vencer adecuadamente a cualquier perturbación intrusa antes de que se pueda convertir en alergia.

Nuestra experiencia está basada en la crianza. Confiamos en los científicos que nos dicen cómo funciona el cuerpo y por qué. El resto lo aprendemos de la crianza real de cachorros. Los propios científicos admiten que cuando un estudio tiene más de 4 años, normalmente se ha comprobado que es falso. No podemos fijarnos en un estudio hecho en los años 70 y 80, a menos que haya estudios en los 90 que prueben que los estudios anteriores eran correctos.

Ha habido enormes avances en los últimos años en la ciencia de descubrir exactamente qué hace que crezca el hueso. Al final del artículo tendremos el texto del resumen. Lo que significa este resultado es simplemente que estos científicos encontraron la diminuta proteína que hace que crezca el hueso y cómo usarla en beneficio de los perros enfermos. Les llevó 10 años realizar este estudio, pero muestra lo lejos que están llegando los científicos en su búsqueda de respuestas.

Pronto tendremos una forma de controlar la BSE (una proteína que se vuelve loca) y el SIDA (un virus que debilita la inmunidad). Hay tantas cosas que aún no conocemos, pero más pronto o más tarde, estos secretos serán revelados. Mientras esperamos podemos tomar medidas para corregir problemas que conocemos actualmente.

Volviendo a las experiencias de la vida real directamente ligadas a los problemas del crecimiento óseo.

En un cachorro de 4 meses de un habitante de New Foundland, las patas delanteras se volvían hacia fuera (O.D.). La dieta estaba compuesta por comida preparada en casa junto con pienso industrial de baja calidad (bajo costo). El cachorro cambió a una dieta 100% XXXXX Maintenance / Senior. A los 8 meses, las patas rectas; actualmente, un adulto sano. Sin problemas de capa o piel, sin alergias.

Pastor alemán, el criador había recomendado un pienso industrial basado en granos. A los 8 meses de edad, las patas delanteras vueltas hacia fuera, las articulaciones muy juntas y dobladas. Tras cambiar a XXXXX Maintenance / Senior, las patas comenzaron a normalizarse visiblemente a las 4 semanas, a los 12 meses patas rectas y bien formadas, sanas.

Criador (más de 30 años) de Golden Retriever. Anteriormente con comida casera, luego con piensos industriales de alta calidad "más recientes". Tasa de displasia de cadera 32% (a pesar de alimentación cuidadosamente analizada). Tasa de displasia de cadera media en el país, 44%. Cambió totalmente a las dietas XXXXX en 1991. Después de 7 años y medio, tasa de displasia de cadera 18,8%. No sólo esto, sino que el tamaño medio de la camada aumentó de 5-7 a 8-10 cachorros por camada. Sin alergias, sin problemas de piel o capa. La tasa de supervivencia aumentó del 88% al 98%. Perras y cachorros alimentados con XXXXX Growth. Cachorros hasta 4 meses, luego cambiados a XXXXX Maintenance / Senior durante 4-12 meses, luego XXXXX Adult y/o Lamb&Rice, como dieta de adultos.

Comprador de cachorros del criador anterior, "ahorraba" dinero y alimentaba con una dieta barata basada en granos. Los cachorros crecían con esta dieta de baja calidad. Tenía cachorros de un perro sano, 6 cachorros juntos, uno no sobrevivió, 1 cachorro estaba sano, 4 tenían displasia de cadera.

Maremmano Abruzzese, de 9 meses, patas delanteras vueltas hacia fuera, fuerte acumulación de cartílago en las articulaciones, claramente visible. Cambió a una dieta XXXXX Maintenance / Senior. Las patas se corrigieron, pero algo del exceso de cartílago permaneció. A los 12 meses cambió a la dieta XXXXX Lamb&Rice.

Gran danés, de 7 meses. Patas delanteras vueltas hacia dentro. Cambió a una dieta XXXXX Maintenance / Senior. A las 2 semanas, mejora visible, a las 4 semanas, las patas normales, a los 18 meses cambió a XXXXX Adult.

Conclusiones:


Aun cuando nuestras experiencias no están basadas "científicamente", proporcionan una clara indicación de los importantes efectos que tiene la dieta diaria. Estas experiencias nuestras, junto con la información obtenida por los científicos, confirman nuestra creencia en la importancia de la nutrición.

Cada perro ha de ser vigilado como un individuo. El metabolismo de cada perro funciona algo diferente. Muchos aspectos influyen sobre el mismo. El ambiente es un gran problema. ¿Vive este animal en condiciones estresantes? Solamente esto, puede significar un consumo hasta de un 30% más de nutrientes.

Es imposible que nadie proporcione las cantidades exactas de dieta a cada raza de perros. Incluso dentro de una camada, hay considerables diferencias en la utilización de los nutrientes de una dieta. Para los criadores de razas de perros grandes, una indicación de los problemas potenciales es:

Patas delanteras vueltas hacia dentro = Sin suficientes nutrientes, especialmente proteína de alta calidad.

Patas delanteras vueltas hacia fuera = Demasiada proteína

Todos los criadores conocen la importancia del equilibrio entre calcio y fósforo. Sin embargo, muchos criadores no siguen las cantidades de alimento diarias. Los valores de calcio y fósforo indicados en el saco de alimento están en porcentaje. Si un perro come una dieta de la que el 80% es digestible, la ingesta real de estos minerales es proporcionalmente mucho más alta que en una dieta de 90% de digestibilidad. Esta es una de las razones de los desequilibrios y surge de una cantidad de alimento inadecuada. No suplementar nunca con calcio un pienso industrial. El calcio es una de las materias primas más baratas, de modo que se puede garantizar que la cantidad máxima está en el saco. Es más importante seguir las proporciones. Un buen equilibrio es 1,6% de calcio, 1,1% de fósforo.

El equilibrio de vitaminas y minerales es de extrema importancia. Al preparar una dieta casera, es casi imposible obtener el equilibrio correcto y óptimo. (Ninguno de nosotros tiene un laboratorio en casa para inspeccionar el contenido de vitaminas y minerales de cada materia prima). Es mejor que lo haga el fabricante.

Siendo las proteínas los ladrillos básicos, habrá varios orígenes de diferentes fuentes de proteínas. Se recomienda una dieta compuesta por pollo, carne, pescado y huevos. Si a cada bocado que come el perro obtiene todos ellos, las posibilidades de satisfacer las necesidades del perro se cumplirán mejor que con una única fuente de proteína. Los materiales basados en vegetales no deben ser las fuentes de proteína. Son materias primas baratas, pero la utilización de las proteínas vegetales por el perro es muy baja y, realmente, no vemos ninguna razón por la que se deben usar vegetales como fuentes de proteína, ya que las carnes son mucho mejores.

Autor: Olli Wuorimaa

Fuente : Del Névalo.


Regresar al contenido | Regresar al menú principal