Del Nevalo - Cria y Adiestramiento de Perros de Caza


Ir al Contenido

Artículo Diciembre 2012

Artículos del año 2012




Un buen dueño hace a un buen perro

Con tiempo, dedicación y constancia lograrás sorprendentes resultados en la educación y entrenamiento de tu can.

Educación canina

La disciplina en la crianza de un can es un factor que no debe descuidarse, especialmente si deseas una buena mascota.

La adquisición de un perro como mascota va más allá de sólo comprarlo porque sí; es toda una responsabilidad, la cual debes tener en cuenta que durará entre 10 y 15 años, de acuerdo al periodo estimado de vida de cada can. Elegir un cachorro no es una tarea fácil, pues no hay que perder de vista dos factores que son de suma importancia: lo que tú esperas de tu perro y lo que éste espera de ti.

Para poder elegir la raza ideal es necesaria una buena asesoría con un profesional en el tema. Primero que, hay que tener en cuenta que cada raza tiene un fin específico. Ya sea de protección, compañía para tus hijos o para salir a ejercitarse; cada una de ellas, según su origen y objetivo, puede o no adaptarse a tu estilo de vida. Cabe mencionar que una mala elección, hace que tu perro se convierta en un verdadero problema, ejemplo de ello es aquella persona que quiere un perro que cuide a su hogar y a su familia, entonces adquiere algún cachorro que cumpla con estos requisitos, pero no toma en cuenta que esta clase de perros, como los Pastor Alemán, Belga Malionis, entre otros, son canes que requieren de ejercicio diario, y si esa persona no tiene el tiempo para proporcionárselo, entonces el perro será un caos en el hogar.

C:\Documents and Settings\Manolo\Escritorio\Fotos articulos 2012\dic 2012\Lobo y Hilkan.jpg
Error File Open Error




Hay que entenderlos

Los perros por naturaleza son animales que se manejan mediante jaurías, es decir, reconocen de la manada a un líder, que es aquel que pondrá las reglas y al cual obedecerán. El hecho de que un perro sea destinado como mascota en el hogar, no quiere decir que pierda su esencia, él -desde su llegada a la casa-comenzará a distinguir quién es el líder, de no encontrarlo, asumirá el cargo y será complicado tener un dominio sobre la mascota. Para poder establecer este vínculo entre tu perro y tú, y definirte como su líder, debes ser constante con premios y castigos; la disciplina es un factor muy importante en este sentido, pues el perro sabrá que tú eres el que manda en su "manada", que en este caso serán los integrantes de tu familia. Establecer horarios de salidas, comidas y aplicar correctivos y premios, es la manera acertada para que tú tomes ese rol.

Los perros, en diferentes proporciones, necesitan ejercitarse frecuentemente; si has decidido tener un perro grande que además tienda a ser hiperactivo -como el caso de las razas como el labrador, beagle, pastor alemán, entre otros- debes dedicarle al menos 40 o 50 minutos diarios de ejercicio, esto complementado con juego, así el perro gasta energía suficiente y puede tener una mejor conducta en el hogar. Una alternativa eficaz es la pelota.

C:\Documents and Settings\Manolo\Escritorio\Fotos articulos 2012\dic 2012\hijas zabel con 80 dias (1).jpg
Error File Open Error




Malos hábitos

En primera instancia se tiene que diferenciar entre educación y entrenamiento. La educación tiene que ver con toda aquella conducta impropia como saltar sobre las personas, morder objetos, entre otros. Un perro debe comenzar a educarse desde el momento que llega a tu casa y si lo has adquirido cachorro, será aún mejor. Entre los problemas más frecuentes que un perro presenta, se encuentra el acto de defecar u orinar dentro de la casa. La mejor manera de corregir este mal hábito, es establecer horarios estrictos de comida, pues aproximadamente a los 15 o 20 minutos de que tu perro termine de comer, tendrá ganas de defecar. Si lo que deseas es que haga fuera de tu casa, entonces, con reloj en mano, cuenta este tiempo y sácalo a donde tú quieres que haga, espera un poco y prácticamente lo conseguirás. Existen canes que presentan mayor dificultad, si es así, puedes incentivarlo con algo de ejercicio al trote, esto ayudará a que su digestión se acelere un poco. Es de suma importancia que cuando el perro haga en el lugar que tú querías, lo premies de manera excesiva, así él asociará esta acción con algo que a ti te agrada; los premios no tienen que ser comida, algunas caricias en su cuello o palmadas acompañadas de palabras en tono suave le serán suficientes. Normalmente, cuando este proceso está en su parte inicial, es frecuente que el cachorro recaiga, entonces, hay que reprenderlo con un fuerte "no", y sacarlo al lugar que se le ha destinado para ello. No deben pasar más de tres o cuatro segundos de que lo haya hecho, ya que si pasa más de este tiempo, el perro no sabrá por qué lo has regañado.

De igual manera pasa con aquellos cachorros que suelen morder todo lo que se encuentran a su paso. Es común en edad temprana, que el perro intente morder zapatos, mesas, sábanas y hasta ropa. Es necesario reprenderlo con un fuerto "no" mientras lo está haciendo y darle un juguete que sí pueda morder. El trabajo de educación de un cachorro es de paciencia y tenacidad, pero los resultados pueden ser redituables, sobre todo cuando el perro ha entendido tu jerarquía y las reglas, es entonces cuando gozarás de una buena mascota.



Adiestramiento canino

Llevar a tu perro a una escuela canina es una herramienta útil que puede mejorar la convivencia en el hogar entre tu familia y tu mascota. "Lo que más nos solicita la gente es que puedan sacar a pasear a su perro sin problemas, es decir, que los jalen o se les suban a los niños; un perro que ha superado esto mejora bastante, pues hay muchas personas que por esas conductas no deseadas los dejan de sacar a la calle", afirma Gerardo López Pimienta, médico veterinario y director general de la academia canina Wolfs.

El adiestramiento consiste básicamente en la ejecución de ejercicios como el sentado, echado, sentado quieto, echado quieto, venir a la orden y caminar juntos, sin jalarse o atrasarse. Se divide en dos pasos: básico y el avanzado. El primero se realiza mediante una correa, a diferencia del avanzado, el cual se ejecuta ya sin ésta.



Guardia y protección

Existen diferentes razas cuyas características genéticas son propicias para tener un buen perro de protección personal o empresarial. Aunque los estándares raciales marcan una fuerte inclinación por la guardia, como es el caso el Pastor Belga Malinois, Pastor Alemán, Rottweiler, Pastor Australiano, Bulldog Americano, entre otras, no todos los ejemplares son aptos para este tipo de trabajo. "El perro, para poder ser sometido a esta disciplina, necesita ser equilibrado, con temperamento fuerte, pero sin presentar problemas como la timidez, agresividad hacia sus dueños y, sobre todo, que sea alerta y se muestre gustoso al trabajo", asevera Gerardo. Un perro de este tipo es capacitado para defender a su dueño o manejador, realiza actos de alerta, morder, soltar, morder a distancia y cuidar objetos, entre otros.

Caza y deporte

Para el deporte de la caza, existen razas muy apropiadas para este fin, incluso excelentes compañeros de nuestro hogar, como son entre otros, el braco alemán, el épagnuel bretón, el pointer, el setter inglés, etc. que bien educados y disciplinados nos haran las delicias en el cazadero y en la casa.

C:\Documents and Settings\Manolo\Escritorio\Fotos articulos 2012\dic 2012\Hijos tricos de Flica x Flaco.jpg
Error File Open Error



Actitud responsable

Tener un perro como compañero, para muchos es un verdadero placer, pero no por ello debes olvidar que es un ser con vida, que tiene necesidades de ejercicio, tiempo, dedicación y aseo.

"Un buen dueño hace un buen perro; aquel propietario que es disciplinado, va a fomentar en su can esa misma actitud, que se verá reflejada en un excelente compañero".


Autor: Gerardo González Pimienta. Veterinario.

Fotos: Del Névalo.


Regresar al contenido | Regresar al menú principal